jueves, 21 de octubre de 2010

Como se vive este problema en COLOMBIA

BOGOTÁ (AFP) - El presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, Rubén Salazar, dijo que la Iglesia cooperará con la Justicia para castigar a los pederastas y pidió perdón por los casos de abusos sexuales que implican a religiosos en el país.

"El perdón que pedimos significa también un compromiso muy claro de parte nuestra de hacer todo cuanto podamos para que estas situaciones no se repitan, y para que la Justicia castigue a los culpables" de pedofilia, señaló el prelado a la prensa en Bogotá.

"Nuestra política es no encubrir a los responsables de estos hechos y estar siempre dispuestos a cooperar con las autoridades", enfatizó.

Monseñor Salazar, también arzobispo de Barranquilla (norte, costa Caribe), formuló la declaración antes de comenzar en la capital del país una asamblea de obispos destinada a evaluar el papel de la Iglesia en Colombia, a propósito del Bicentenario de la Independencia nacional.

"Tenemos toda la voluntad de cooperar con la Justicia mientras nos unimos al pedido de perdón realizado por el Papa Benedicto XVI (tras los casos de pedofilia que afectan a la Iglesia católica en varios países)", dijo el arzobispo de Barranquilla.

Al menos tres sacerdotes han sido procesados por pederastia en los últimos meses en Colombia, el último de los cuales, William Mazo, fue detenido el pasado jueves en Cali (500 km al suroeste de Bogotá), acusado de abusar de dos menores en la casa cural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada